Compartir artículo

Tecnología

Un Scania propulsado con Hidrógeno

Un Scania propulsado con Hidrógeno

Scania se embarca en una nuevo experimento, fiel a su espíritu de innovación y a su afán de sostenibilidad. La empresa noruega Asko será la encargada de probar tres de sus camiones con pilas de combustible de hidrógeno, con el objetivo de dar un paso más allá en su política medioambiental y lograr un negocio libre de emisiones.

Este mayorista noruego de productos precocinados cuenta con una flota de seiscientos camiones y pretende conseguir que en un futuro sus mercancías se distribuyan con camiones que funcionen solamente mediante combustibles renovables.

asko-scania1

Scania facilitará camiones de reparto de tres ejes con un peso bruto de 27 toneladas, caracterizados por unos motores alimentados por electricidad, a partir de pilas de combustible de hidrógeno. El resto del sistema de propulsión estará compuesto por los mismos componentes estándar que se usan en los camiones y buses híbridos de Scania.

La experiencia de esta prueba piloto, será una de las bases sobre las que Asko decidirá si continúa invirtiendo en la propulsión de hidrógeno. Este innovador proyecto de investigación está financiado parcialmente por el gobierno noruego.

Las ventajas del uso del hidrógeno son las siguientes:

  1. El hidrógeno es un combustible que se extrae del agua, la cual es un recurso muy abundante e inagotable en el mundo.
  2. La combustión del hidrógeno en el aire es limpia: Se evita la contaminación del medio ambiente.
  3. Los productos que intervienen en la combustión son vapores de agua, en su mayoría, los cuales son productos no contaminantes.
    Imagen de: afinidadelectrica.com

    Imagen de: afinidadelectrica.com

¿Por qué consideramos que la combustión del hidrógeno es una combustión limpia?

  • Los productos de la combustión del hidrógeno con aire son: vapor de agua más unos insignificantes residuos donde la máxima temperatura es limitada. Algunos óxidos de nitrógeno son creados a muy altas temperaturas de combustión (unos 2000 °C), afortunadamente, la temperatura de autoignición del hidrógeno es solamente de 585 °C.
  • Una máquina de combustión interna que utiliza hidrógeno como combustible puede ser ajustada para que la emisión de NOx sea 200 veces menor que la de los actuales vehículos. Una forma práctica para controlar la temperatura de combustión consiste en introducir agua a la mezcla hidrógeno. Con la inyección de agua, el escape de los vehículos que funcionan con hidrógeno, será simplemente vapor de agua, que retorna a la atmósfera sin contaminar el aire ni producir efectos negativos como la lluvia ácida.

Compartir artículo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Contraseña perdida

Registro