Compartir artículo

Legislación

Controlemos bien el Tacógrafo

Controlemos bien el Tacógrafo

El Ministerio de Trabajo está realizando una campaña de inspecciones para comprobar las  jornadas laborales de los trabajadores, algo que se ha de verificar únicamente mediante documentación válida. Para ello, sólo se va a admitir la información acreditada por el tacógrafo para dar fe del tiempo de trabajo de los conductores. No será posible acreditarlo de ninguna otra forma.

El pasado septiembre, la Dirección General de Inspección de Trabajo dictó una Instrucción dirigida a los Inspectores de Trabajo, ordenando que intensifiquen el control en cuanto a tiempo de trabajo, estableciendo también las instrucciones que debían seguir para el cumplimiento de las normas sobre tiempo de trabajo por parte de las empresas, y en concreto, sobre la implantación de sistemas o mecanismos de registro de la jornada diaria de sus trabajadores, ya tengan un contrato a tiempo parcial o de jornada completa.

En base a lo recogido en el Estatuto de los Trabajadores en su artículo 35.5 se establece una instrucción “la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el periodo fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente”. Esto significa que las empresas están obligadas a llevar un libro registrando diariamente las jornadas de trabajo que prestan sus trabajadores, que se puede realizar tanto mediante formato electrónico con un sistema de fichajes, como de forma manual, con un documento con la firma del trabajador.

Sin embargo, en lo que se refiere al sector del transporte por carretera, puesto que los conductores profesionales están obligados a utilizar el tacógrafo, que registra automáticamente las diferentes actividades que realiza el citado trabajador (tiempos de conducción, otros trabajos, períodos de descanso, etc.), la Dirección General de Inspección de Trabajo anuncia que el uso del tacógrafo es “aceptable y suficiente” en relación con el registro de su jornada de trabajo, dado que dicho aparato garantiza la fiabilidad e invariabilidad de los datos registrados.

Se han de conservar cuatro años

En cuanto a la obligación de conservar los registros realizados por el tacógrafo, pese a que la regulación sectorial en materia de transporte establece un plazo máximo de tres años, la Inspección de Trabajo ha aclarado que, para cumplir la legislación sobre infracciones y sanciones en materia laboral, se deben conservar dichos registros al menos durante cuatro años, para poder comprobar la correcta cotización a la Seguridad Social de los conductores asalariados por parte de la empresa transportista.

Compartir artículo

1 comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos requeridos están marcados *

Puedes usar las siguientes HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Contraseña perdida

Registro